viernes, 21 de noviembre de 2014

POR QUE TE AVERGUENZAS DE COLECCIONAR FIGURITAS (CROMOS, LAMINAS, BARATIJAS, STICKERS)?


Estoy seguro que este articulo a muchos les hará pensar, es mas se sentirán retratados en el, y espero a todos nos ayude a mostrar a la gente que no colecciona que no estamos errados. Apuesto a que la mayoría paso o pensó alguna vez así.

¿Por qué te avergüenzas de coleccionar cromos?
Preparados, listos, fuera. Estás en carrera, buscando tu camino a través de la multitud. ¡Ahí lo tienes!, finalmente lo ves. Lo que estás haciendo te hace ver como un ladrón de bancos. Entras en la tienda, caminas furtivamente entre los estantes, lo más disimulado posible.
- De repente un ayudante de la tienda te pregunta: "¿En qué puedo ayudarle Señor"?
- Tu cara se enrojece. Te sientes como el adolescente que compra condones en la farmacia.
- "Ehh, por favor, ¿puedes darme cinco paquetes de cromos?"
- "¿Qué cromos, señor?"
- "Ohh, no tengo ni idea, estos son para mi sobrino. Creo que se llaman cromos, pero no estoy seguro."
- "¿Quiere usted decir los últimos de Angry Birds"? el chico te pregunta, y muestra el paquete colorido de la última colección de cromos de la historieta.
- Sabes que no son esos los que buscas, todavía está tratando de parecer despistado y desinteresado.
- "Oh, no estoy seguro, ya que estos no son realmente para mí. Usted sabe son para mi primo".
- "Bueno, ¿pensé que había dicho que son para su sobrino?"
- "Sí, eso es lo que he dicho, para mi sobrino. A él le gusta el fútbol. ¿Hay cromos de fútbol? No tengo idea de cuál por cierto, ya que no los colecciono. Es decir ¿quién coleccionas cromos?"
- Lo dijiste. ¿Quién colecciona cromos?... ¡Tú lo haces! Dios, maldita sea. ¿Estás contento ahora? Ya denigraste tu afición. ¿Por qué tienes miedo de admitir que coleccionas?
- Y ahí estás. Nervioso como si estás haciendo algo mal. Te sientes como ladrón. Tienes miedo de que tus compañeros de trabajo puedan verte. Imagínese lo que dirían: Usted, un señor de oficina, colecciona cromos. Si sólo este tipo se diera prisa, ¡maldita sea!
- Los compras y sales a la carrera a través de la multitud de nuevo. Los guardas apretujados en un apretado bolsillo. Al igual que hace 20 años cuando eras un niño y tu mamá te compró unos paquetes. Se siente lo mismo, ¿verdad? Está en la luna. Y casi no puedes esperar a llegar a casa para rasgar los paquetes y ver que tienen.
Pero espera, el próximo tren sale en 15 minutos. ¿Eres lo suficiente paciente? ¿Qué pasa si los tres cromos que faltan están en esos 20 paquetes? ¿Es hoy el día en que finalmente podrás completar tu álbum de cromos?
A la mierda. No puedes esperar. Estás emocionado. La estación del metro está llena de gente. ¿Qué pasa si alguien te ve abriendo un paquete? Imagina la vergüenza. Tú, un hombre de mediana edad, casado, con hijos, abriendo paquetes de cromos en una estación de metro. ¿Qué diría la gente?
Siempre se puede tratar de usar el truco "nosonmiosloshalleenelsuelo", ¿verdad?
Allí hay un lugar en la estación de metro que no tiene gente. Pero espera, ¿no es el lugar donde los adictos suelen pasar el rato? ¡Maldita sea! No te importa, ¿verdad? Mientras nadie te vea.
Rápidamente vas a la parte lejana y sola de la estación de metro. ¡Nadie alrededor! Prefecto. Te sientes como uno de esos adictos a la espera de ser agarrados. Poco a poco sacas los paquetes fuera del bolsillo. Te sentirías muy bien si pudieses gritar como el Gollum de El Señor de los Anillos: ¡mi precioso!... El olor de los paquetes te excita, pero tienes que ser rápido. Alguien podría venir.
Rápidamente desenvuelves los paquetes de cromos. Abres uno, un segundo, un tercero, sucesivamente. Todavía nada. En el quinto paquete te sale el cromo de Filip Helander del Malmö FF. Dos cromos más y habrás completado tu colección. Quince paquetes más por abrir. En los paquetes restantes obtienes la insignia brillante del Arsenal. Solo un cromo faltante. ¡Cielos, esto es divertido! Comienzas a orar en silencio. "Por favor, Dios, que sea el que necesito", susurras. En el último paquete finalmente sale la #345, ¡entras en éxtasis! "¡finalmente completo!". Lamentablemente te das cuenta de que no es la #345 ¡la que necesitas es la #354!
Mierda. Acabas de perder el tren.
Parece que mañana va a ser otro día de compras secretas.

Entonces ¿por qué tenemos miedo de comprar cromos?
La historia anterior es completamente ficticia. Ningún animal resulto herido, ningún tren se perdió y lo más importante, ningún álbum quedo incompleto. Aunque soy muy malo en contar historias, creo que la mayoría de nosotros experimentamos una situación como la descrita. Nos enseñaron que los cromos son juguetes para los niños, y luego crecemos, por lo que tenemos que comportarnos como adultos.
Pues déjenme decirles esto, yo no quiero comportarme como todos. Soy creativo. Me gusta hacer cosas tontas. Mi afición me hace sentir relajado. Me inspira. Me hace una mejor persona, ¡realmente lo hace!
Disfruto abrir paquetes de cromos, me hace sentir muy bien. Cada vez que abro un paquete, me convierto en una versión 9 años de edad, de mí mismo. Y me encanta. ¡Demasiado! ¡Y, así eres tú! Nos gusta ser niños. ¿No es así? Para nosotros los cromos son la forma de preservar el niño interior, la forma de nunca crecer, la forma de ser diferente, de ser nosotros mismos.
Si te gusta coleccionar cromos, tarjetas, figuras, o cualquier otra cosa debes estar orgulloso de ello. No eres un “raro”. Eres un apasionado por algo. Créanme la gente que juzga a otros en función de su hobby por lo general tiene una afición que no es muy bien vista. Tal vez beben, usan drogas, Dios sabe qué.
Y tengo una tarea para ti
Si te gusta ser un coleccionista, sólo házmelo saber en los comentarios de este post. Escribe un comentario para apoyar a otros que están avergonzados de su afición. Muestra a todos los chicos detrás del teclado cuán grande es el coleccionismo.
Esto es para todos nosotros, para los coleccionistas que nunca quieren crecer. Esto es para ti. Comparte la pasión, disfrutar de la afición, se tú mismo.
Y la próxima vez que alguien te pregunte, dile: Yo soy un coleccionista. Me encanta, y no me importa si crees que soy un niño, porque esta afición me hace sentir bien. Y eso es todo lo que importa.

Traduccion: Mariano Rafael Arias Ch

Tomado de: cardzreview.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario